Nuevos comunicadores para un nuevo modelo de comunicación

EL CFP

La educación y la comunicación popular han sido siempre las bases del proyecto comunicacional de Radio Sur 90.1 FM y la capacitación una apuesta y una práctica permanente que ha permitido la formación de sus recursos humanos y su creciente profesionalización.

Por su activa participación en redes como FARCO - Foro Argentino de Radios Comunitarias – Radio Sur se involucró activamente junto a otras organizaciones en la Coalición por una Radiodifusión Democrática, que formuló la propuesta de los 21 Puntos, base de la nueva Ley de Medios 26.522. Dicha Ley consagró a la comunicación como un derecho humano y legitimó a los medios sin fines de lucro en el ejercicio de la radiodifusión. Hoy la ocupación del 33% del espectro consagrado en la Ley es un desafío y son crecientes las demandas de personas e instituciones en relación a la formación y capacitación la comunicación popular, radio, nuevas tecnologías, gestión de los medios sin fines de lucro, etc.

Es a partir de esa demanda y teniendo como marco a la Ley 26.522 como surge el proyecto conjunto del Ministerio de Trabajo en Córdoba y FARCO de los CFP – Centros de Formación Profesional – en Córdoba y en distintos puntos del país. En el año 2012 la radio aporta el espacio físico y el Ministerio de Trabajo el equipamiento necesario para que funcione a partir de ese momento el Centro de Formación y se inicie el dictado de los primeros Cursos. Muchas personas de la ciudad y también del interior, se inscribieron en los Cursos de operación técnica y edición digital y Producción Informativa. Compañeros de la propia radio, de otras radios comunitarias, de organizaciones sociales (con intenciones de crear un medio de comunicación propio), personas que sin pertenecer a ninguna organización estaban a la búsqueda de incorporar nuevos conocimientos y capacidades, personas desocupados/as, personas inquietas en crecer y empoderarse, fueron y son los destinatarios de los Cursos de formación.

Equipamiento y Profesionalización

Los formadores de los cursos no son seleccionados al azar, acreditan una larga experiencia en medios comunitarios y en la educación popular, que se traduce en clases dinámicas, donde el contenido teórico luego se pone en práctica en los ejercicios dispuestos en la sala de grabación, el manejo de programas informáticos, el armado y puesta en marcha de equipos y/o el debate más político frente a la producción de la noticia, la contextualización de la información, la formulación de agendas propias, la incidencia pública, etc.

Al finalizar el curso y según su propia evaluación, las personas manifiestan que han podido incorporar conocimientos y competencias para el trabajo, desarrollado aptitudes y habilidades, cosechado vínculos y relaciones solidarias. Hay un hecho educativo y también social.

La certificación significa un estímulo y un reconocimiento a la participación, a la constancia y al entusiasmo en aprender que pusieron de manifiesto y así es valorado. Muchas de las personas que realizaron los cursos, siguen ligados de un modo u otro a la organización, quieren profundizar sus conocimientos para lo cual se inscriben en los nuevos cursos, difunden la oferta de capacitación entre sus conocidos y amigos. Se plantean nuevos temas, se enriquece la currícula, se consolida el espacio de formación.

El Estado está presente y articula con la organización popular. La palabra es de tod@s. Los CFP como escuelas de oficios, ofreciendo oportunidades educativas y formativas al pueblo para un país con más justicia y mayor inclusión.